El Isaac Peral (A-0), primer submarino de la Flotilla

El primer submarino que tuvo la Flotilla de Submarinos fue el “Isaac Peral” A-0, submarino de la clase Holland construido por la compañía norteamericana Electric Boat Co., al amparo de la Ley Miranda del 17 de febrero de 1915; estamos justo a un mes de su centenario.

 Diapositiva1

El 17 de febrero de 1915, Alfonso XIII firmaba la autorización para construir 28 sumergibles con un presupuesto de 110 millones de pesetas. La Gran Guerra paralizó cualquier posibilidad de hacernos con los submarinos y la industria nacional no tenía capacidad, triste noticia al haber sido precisamente Isaac Peral el precursor de los sumergibles.

Diapositiva2

No había sido este el primer paso, ya antes Maura había tratado de conseguir sumergibles, Ley de 7 de enero de 1908. En la llamada  Ley de Maura se menciona por primera vez oficialmente la necesidad de construir sumergibles por algo más de 6 millones de pesetas.

Diapositiva3

Cuatro años más tarde en 1912, ya con Canalejas, se vuelve con la misma idea, sacando a concurso un nuevo anteproyecto naval, dónde se mencionaban seis sumergibles de 400 toneladas. Pero esta vez fue el asesinato de Canalejas el impedimento, y su sucesor Romanones no fue capaz de sacar adelante el programa.

Diapositiva4

Ya en 1913, con Amalio Gimeno como ministro de Marina, se volvía a sacar el tema, con un nuevo  proyecto para la construcción de ocho submarinos que se diluyó como el gobierno.

 Diapositiva5

Llegamos a abril de 1914, el almirante Augusto Miranda y Godoy toma el cargo de Ministro de Marina y con ímpetu expone ante el Consejo de Ministros un nuevo programa que retomaba la idea de Maura y consigue que se apruebe su famosa “Ley Miranda” que firma el Rey Alfonso XIII el 15 de febrero de 1915, autorizando la compra de tres sumergibles que deberían estar terminados antes de finalizar 1918.

Diapositiva6

La “Ley Miranda” sería la que conseguiría por fin los deseados submarinos, decía así:

 “Con el fin de dotar a la Nación en breve plazo de los elementos de defensa marítima absolutamente indispensables para el mantenimiento de su autonomía y de la integridad de su territorio, se procederá por el Gobierno a contratar la ejecución de las obras siguientes, sujetándose a los presupuestos contenidos en la Ley de siete de enero de mil novecientos ocho que no sean por la presente derogados:[…] 28 sumergibles de los tipos y características que fijará el ministro de Marina, teniendo en cuenta los servicios a los que se destine cada una de las unidades o grupos incluyendo el material necesario para salvamentos, reparaciones y aprovisionamiento…110.000.000 pts”.

 Diapositiva7

El Almirante Miranda viendo la situación que había en Europa y conocedor de la imposibilidad de construirlos en España, acelera el proceso y añadiría esto a la Ley:

 “Se autoriza al ministro de Marina para adquirir por gestión directa con cargo a los créditos concedidos por esta ley, hasta cuatro sumergibles y el material necesario para las enseñanzas y prácticas de personal que ha de dotarlos y un buque especial de salvamento. Se le autoriza asimismo para la organizar el servicio en los submarinos con Oficiales del cuerpo General de la Armada, y para reorganizar el cuerpo de Maquinistas y los Contramaestres, Condestables y demás subalternos, ajustando sus servicios y sus plantillas a las necesidades del mismo material, dentro de los créditos consignados para el personal en el actual presupuesto”.

 FOTOS ARTICULO el peral

El ISAAC PERAL (A-0)

 John Philip Holland era un maestro irlandés que había emigrado a los Estados Unidos en 1873 persiguiendo su sueño,  construir y diseñar submarinos. Aunque nunca se formó como ingeniero, Holland consiguió hacer realidad su sueño, y el 17 de mayo de 1897 bota el Holand VI, el que sería el primer submarino de la US Navy.

 Diapositiva9

El gobierno de Estados Unidos adquirió el Holland VI en abril de 1900 y pasó a la lista oficial en octubre de ese mismo año, con el nombre de USS “Holland”, fue el primer submarino que tuvo la US Navy.

 Diapositiva10

Poco a poco Holland fue mejorando su diseño, le vendió otros siete submarinos a la US Navy y consiguió exportarlo a Reino Unido, Japón, Rusia, Países Bajos, Perú y España. Alemania y Suecia también construyen submarinos, e incorporan las ideas de Holland y por supuesto de Peral.

 Diapositiva11

España encargó su primer submarino a los Estados Unidos, curioso capricho de la Historia. Su primer comandante sería el Teniente de Navío Fernando de Carranza y Reguera, hermano del espía que vimos en la entrada de la semana pasada.

Diapositiva12

Para la compra de este primer submarino, se contrató a la Electric Boat Co., y qué casualidades de la vida también tenía en nómina a nuestro amigo Zaharoff.

Diapositiva13

Años más tardes el senador Nye descubriría los trapicheos, no sólo había conseguido sabotear a Peral, además se llevó el 7% de lo que pagaría España por sus submarinos, un negocio redondo.

 Diapositiva14

Tras una interminable fase de pruebas de mar, rápidamente la dotación se hace con él. Fue el primer buque de la Armada en montar motores diésel y su puesta a punto resultó muy compleja. Las pruebas durarían hasta las Navidades de 1916. Ante la inminente entrada de los Estados Unidos en la primera guerra mundial, se corre el peligro de que el sumergible fuese incautado por el país constructor.

 Diapositiva15

Esta circunstancia, que hacía peligrar nuestro primer submarino operativo, lleva a tomar una decisión nada habitual, y quizás poco diplomática, escaparse, dándose a la fuga, para dirigirse a las islas Canarias.

 Diapositiva16

La empresa no era nada fácil, pues el barco no estaba alistado en su totalidad, y la distancia que tenían por la proa era de 4.000 millas. Así, el 26 de febrero de 1917, el sumergible comenzó la aventura de la travesía atlántica. Tras un viaje lleno de inquietudes y sobresaltos, lograron llegar al puerto de Las Palmas, navengadno en cosnerva con el trasatlántico de Transmediterránea Claudio López, el 12 de marzo. Mes y medio después, el 26 de abril, a las 1700 horas, el flamante “Isaac Peral” enfilaba la bocana del puerto de Cartagena.

 

Tras cien años del Peral, esperamos contar próximamente con una nueva unidad que lucirá ese mismo nombre en respeto de su figura. Este año celebramos nuestro primer centenario y esperemos que no el último. La situación del S-80 es manifiestamente mejorable, a los problemas de pesos se han ido añadiendo otros de diversa índole y se ha necesitado contar con la colaboración justamente de los herederos de Holland, esperemos llegar al final a buen puerto

BIBLIOGRAFÍA

  • BUSQUETS Y VILANOVA, C.; COELLO LILLO, J.L. y CAMPANERA Y ROVIRA, A. Los submarinos españoles. Madrid: Agualarga, 2006
  • BURGOYNE, Alan H., Submarine Navigation: Past and Present. New York: E. P. Dutton & Co., 1903.
  • CABLE, Frank T. The Birth and Development of the American Submarine. New York: Harper & Brothers, Publishers, 1924.
  • MORRIS, R.K., John P. Holland: Inventor of the Modern Submarine. Annapolis: U.S. Naval Institute, 1966; 2nd ed., Univ. S.C. Press, 1998.
  • NEVIN, J., et al., eds. Dynamic America. New York: General Dynamics Corp. and Doubleday & Co., Inc., 1960.
  • RAMÍREZ GABARRÚS, M. El arma submarina española. Madrid: E.N. Bazán, 1983.
Anuncios

Un comentario en “El Isaac Peral (A-0), primer submarino de la Flotilla

  1. Me ha gustado el comentario sobre los submarinos y mucho mas la foto del Peral de la portada la verdad es que nunca lo había visto navegando seria posible que usted me la enviase por el correo para yo sacarla y ampliarla le estaría muy agradecicido

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s